La videncia es la facultad que tiene algunas personas para poder visualizar hechos futuros. Para lograrlo entran en un estado mental que les hace poder traspasar el espacio-tiempo y así predecir lo que le deparará el futuro a una persona.

El tarot y la videncia son utilizados para resolver las dudas del consultante y poder descubrir que puede ocurrir con un hecho o situación concreta de la vida de quien se pone en manos de una vidente o tarotista.

Existe una gran diferencia entre ser tarotista o vidente, aunque también se puede dar el caso de que la misma persona sepa interpretar las cartas del tarot y además posea el don de la videncia.

La facultad que posee la clarividente es fundamental a la hora de poder realizar una buena tirada de tarot. No basta solo con los signos e interpretación de los arcanos. Hay que dar un paso más para poder concretarle a quien consulta las cartas hechos o sucesos futuros con mayor exactitud.

A lo largo de la historia han existido personajes que han dejado huella por sus predicciones y aciertos en los mismos. No hay que confundir a los videntes que salen en televisión con los verdaderos clarividentes. Existe una gran diferencia entre ellos.

Los profetas utilizaban esa facultad para profetizar y realizar sus predicciones. Por ejemplo Nostredamus no podría haber escrito sus profecías de no haber estado dotado con el Don natural de poder ver más allá de su espacio temporal.

Se pueden encontrar a lo largo de la historia más personajes que Nostredamus y que con el paso del tiempo han ido demostrando que su videncia a la hora de predecir era real y acertada.

Quédate y ten la seguridad que el tarot y la videncia son fiables y reales lo único que ocurre es que como todo en la vida los hay buenos y malos, pero en esto es fácil distinguirlos puesto que si no se cumplen sus predicciones es que has optado por un mal tarotista o vidente.

No resulta fácil encontrar a alguien que posea en realidad ese Don natural y abundan muchas personas que dicen poseerlo y que en realidad si aciertan lo están haciendo por casualidad y por lógica más que por tener videncia.

Esto es como dicen sobre las meigas gallegas, que haberlas las hay pero qué difícil es encontrarlas. En internet mismo se pueden encontrar muchos anuncios sobre supuestos videntes cuando en realidad son tarotistas y solamente interpretan el tarot en el mejor de los casos.

En cambio sí que existen otras personas que poseen ese Don y practican la videncia con total honestidad y aciertan en sus predicciones y augurios sobre el futuro. Incluso pueden llegar a sorprender por dar fechas exactas, nombres y situaciones que están viviendo las personas que le consultan sin necesidad de haberles dicho nada al respecto.

El problema nos lo encontramos cuando queremos aclarar una duda sobre pasar en nuestro futuro y decidimos realizar una consulta. No sabemos a quién consultar y si fiarnos de llamar a cualquier teléfono de los que se anuncian como videntes.

El consejo que te podemos dar es que intentes contactar con alguna clarividente de la que tengas referencias o hayas oído hablar bien de ella, o de él, porque los hombres también pueden tener ese don.

En realidad todos los tenemos lo que ocurre es que hay quien lo tiene mucho más desarrollado y no le ha dado miedo en profundizar en el conocimiento de estas prácticas esotéricas. Porque créanme si les digo que no resulta nada agradable que te vengan visiones sobre alguien cercano y que sepas que le va ocurrir algo desagradable.

Llegados a este punto y si te decides a consultar con alguien debes de recordar que no debes ser tu quien le indique el problema ni contarle tu situación. Debe ser la vidente quien vaya diciéndote y tu preguntándole.

Si tú se lo vas a contar todo entonces utilizará la lógica y lo más probable que te ocurra. Lo gracioso es que puede acertarte por las leyes de probabilidad y termines diciendo que ella es una buena vidente cuando en realidad no es asó.

Pero también te digo que no es muy difícil distinguir a quien te está engañando de quien realmente está dotado con ese Don natural que le permite ver más allá y predecirte el futuro cercano y a medio plazo.

Nosotros te podemos recomendar a Raquel o Marisa que son dos mujeres que trabajan juntas por aquello de poder atender el teléfono mientras la otra está ocupada.